Journal d’un Etudiant en Histoire de l’Art, de Maxime-Olivier Moutier

Después de leer ” Journal d’un Etudiant en Histoire de l’Art ” de Maxime-Olivier Moutier (publicado por Marchand de Feuilles) en el contexto de La Voie des indés 2016, quisiera ofrecer las por medio de Libfly, Aurélie y Marie, así como a los distintos editores por su trabajo.

Maxime-Olivier, psicoanalista de 37 años, es un apasionado del arte, de las artes, de estos elementos conformados por el hombre para ocasionar en este último: exitación, alegría y en ocasiones repugnancia.

Así que no olvida su promesa y transporta a su hijo a conocer París y sus museos, pero también Versalles y su castillo. Las proyectos de Jeff Koons se exhiben allí, Maxime-Olivier está cautivado, porque quiere el arte contemporáneo tanto como el arte clásico. El narrador no pertenece a los que clasifican el arte. La familia vuelve a Canadá feliz de un viaje lleno de emociones y experiencias, como las experimentadas por Stendhal a lo largo de su escala en Florencia. Así empieza el períodico “íntimo” de Maxime-Olivier, así es como el lector entra en el planeta de un individuo apasionada que decidió cambiar su historia….

Además, me se ve que Maxime-Olivier tiene una crisis de mediana edad. También su historia, como psicoanalista, por el momento no le satisface, así que naturalmente, Maxime-Olivier escoge cambiar. Excepto que volver a la escuela a los 40 años, cuando tienes una vida bien organizada, no es una decisión fácil. Pero Maxime-Olivier quiere llevar a cabo situación su sueño, estudiar historia del arte y nada le detendrá… Por mi parte, siempre encontré (muy valiente) a aquellas personas que deciden cuestionarlo todo para hallar el propósito de su historia. Ejecuta y vive tus sueños! Aunque la “vida académico” no en todos los casos es fácil..:

“El tiempo pasa. No siento que veo nada. Almaceno información con enormes golpes de excavadora. Como un hombre con obesidad mórbida come pastel. No hay tiempo para digerir bien. Porque no hay tiempo para catalizar ninguna reacción bioquímica. Todo va bien”.

Maxime-Olivier Moutier en su períodico de estudiante de historia del arte nos hablará de sí mismo, de su historia familiar, de su historia diaria como estudiante. Su libro está escrito como un períodico. Las oraciones son sencillos, en ocasiones bastante sencillos… Seguimos con interés los inconvenientes familiares de Maxime-Olivier… El estilo del creador es a su vez melancólico, violento, desilusionado, emocional. El estado emocional del narrador cambia de la misma manera que el de un estudiante que se siente abrumado y en ocasiones abandonado. Maxime-Olivier nos habla de su hijo, de lo que espera de él, de sus miedos. Además, el narrador cuenta sus días como nuevo estudiante de historia del arte, habla de sus colegas, de sus instructores, de sus aprensiones, de sus notas que esperaba que fueran superiores y más que nada de sus tutoriales y de su relación con el arte. De hecho, para Maxime-Olivier, el arte no es sólo una asignatura que debe estudiar para conseguir su diploma, sino también y más que nada una especialidad que le facilita abarcar mejor el planeta que le circunda, abarcar mejor al otro, vivir mejor… Para nuestro más grande exitación, hoy en día, el arte está en todas partes, aunque lamentablemente también en ocasiones, por causas oscuras, escondidas, censuradas, demolidas.

Esta es mi parte favorita de este libro, la parte sobre arte y las clases de historia del arte del narrador. En ocasiones tenía la sensación de estar en la misma clase que Maxime-Olivier, aprendiendo con él. En este momento sé que no debería adquirir la edición de bolsillo de la historia del arte de Ernst Hans Gombrich, en este momento sé el papel que desempeñó el papado en la promoción de la escultura, en este momento sé que el arte siempre fué combatido, en este momento sé que el arte libera y encarcela, en este momento sé que…

Así que, antes de deducir, les invito a leer la reseña de la señora Lit, fue ella la que me logró querer soliciar este libro. Madame Lit era bastante superior que yo para detallar el universo y el tema de Maxime-Olivier Moutier, aunque quisiera que yo también te haya hecho desearlo.

Y tú, ¿cuál es tu relación con el arte? ¿Qué opinas del arte y la censura? En el final, ¿puede uno ir sin el otro? Yo diría que no, aunque me arrepienta… ¿Qué te se ve?

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *