La casa de la muerte segura, de Albert Cossery

Albert Cossery es un escritor egipcio francófono nativo de El Cairo en 1913 y fallecido en París en 2008. Lamentablemente, me se ve que Albert Cossery era una figura de Saint-Germain-des-Prés. En lo personal, me encanta este creador apodado “Voltaire du Nil” y cuando quiero leer un libro marcado por la ironía, para adquirir uno de este autor mejor comprar libros de segunda mano por internet ya que suelen estar descatalogados , sé que con Albert Cossery no me decepcionará.

Así que, ocasionalmente, para mi más grande exitación, me sumerjo en una historia egipcia. De hecho, sepan que todas las historias de Albert Cossery tienen lugar en Egipto, pero en Egipto de los humildes, de los pobres, de todos esos que desconocen ni la gloria ni la fortuna…

En “La casa de la desaparición segura”, la acción tiene lugar en un vecindario deprimido de El Cairo y en el que los inquilinos bastante pobres para lograr instalarse en otro lugar están atrapados, gracias a un terrateniente deshonesto, en casas en ruinas. Entre todos los pobladores mal alojados, un hombre será notado por un niño travieso y desnudo como un gusano que su casa está próximo de derrumbarse. Además, es desde esta introducción que progresará la historia del libro, con individuos coloridos y pintorescos. Las mujeres del vecindario serán las primeras en rebelarse contra el malévolo dueño, para que se repare la vivienda del adulto mayor… Este último, con su lengua bien colgada, hará todo lo viable para hallar sus objetivos, en tanto que los hombres encontrarán al que sabe escribir para empujarlos a contactar con las autoridades competentes.

“Desde el gobierno, sólo podían ocurrir desgracias. Los inquilinos estaban relajados de este lado. Si el gobierno los ignoraba, se encontraba ocupado en otra sección. ¿Con qué podría estar ocupado el gobierno? Los inquilinos podrían fallecer, mil ocasiones fallecer, el gobierno, se encontraba seguro, jamás se molestaría por sus caras descuidadas.”

No obstante, el primero que se preocupe, el adulto mayor que vive en la vivienda agrietada por todos los lugares, también será el que tome las cosas con más filosofía. Este inquilino observará este pequeño mundo agitado con una observación desapegada y analizará las ocasiones de una forma simple, pero siempre con precisión y pragmatismo. En esta novela, podemos encontrar a Egipto como si estuviéramos allí, pero no el Egipto del turista occidental, sino el del pueblo egipcio. Los individuos de esta novela usan un lenguaje grosero, agravian a la población local, que es la única que conoce. De hecho, la historia no se lleva a cabo en el medio pequeñoburgués egipcio, sino en la orilla y el creador recrea magistralmente la atmósfera del lugar. Es un espacio pegajoso donde reina la pobreza, pero la multitud no es menos feliz. Albert Cossery se broma del dueño del forajido, es jubiloso. No obstante, el libro no es sólo una fábula oriental, sino también una crítica al gobierno egipcio que abandonó a su pueblo, que debe valerse por sí mismo. Ayúdate a ti mismo y Dios te ayudará! Los individuos de la novela inclusive se preguntan si hay autoridades locales… Hay mucha broma en este texto, como en todos los libros de Albert Cossery que tienen un estilo franco. No obstante, la historia jamás es triste inclusive si las ocasiones son infelices.

Si deseas conocer a este creador egipcio, te sugiero que comiences por “Mendigos y orgullosos”, que todavía es mi novela favorita de Albert Cossery. ¿Quién conoce a este escritor? ¿Qué otro escritor egipcio recomendaría?

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *